Haz scroll o usa las flechas para navegar

¿Qué material fotográfico utilizo en las sesiones?

Material Fotográfico

Por recomendación de Mireia, hoy os traigo una entrada sobre el material fotográfico que suelo llevar conmigo en las sesiones. No es un listado de recomendaciones, ya que hay cosas que me gustaría incorporar a mi equipo pero no tengo presupuesto, y otras que no me gusta utilizar y a otros fotógrafos sí. Lo que quiero mostraros con esta publicación es mi experiencia, para que veáis que no es necesario gastarse una millonada para conseguir unas buenas fotografías.

Material Fotográfico Cobertura de Eventos

Imprescindibles

Canon 700D. Como ya os he comentado más veces, es mi acompañante en este mundo de la fotografía desde que vendí la Canon 1100D. Sé que no fue un salto muy grande y sigue sin estar en la gama de las profesionales, pero no podía permitirme mucho más, y de todas maneras estoy muy satisfecha con ella. Seguramente aún tarde bastante en cambiar a un modelo mejor. Como he dicho mil veces y no me cansaré de repetir: no necesitáis lo mejor del mercado para empezar a hacer fotos, ni siquiera para dedicaros profesionalmente a la fotografía. Yo he hecho todas mis sesiones con esta cámara y estoy muy satisfecha con los resultados (y también mis clientes lo están). Así que, por favor, no os obsesionéis con eso.

Canon EF 50 mm f/ 1.4. Ya os hablé brevemente de este objetivo en las recomendaciones sobre cuándo comprar otro objetivo para tu cámara y cómo elegirlo, y la verdad es que no puedo vivir sin él. Estoy bastante frustrada porque no sé cómo se ha roto el enfoque automático y se pone a girar solo y a hacer ruidos raros, pero en el enfoque manual funciona sin problemas así que espero que todavía me acompañe durante mucho tiempo. No llevo solamente este objetivo a las sesiones, pero es el único que voy a meter en imprescindibles porque no me imagino ya salir a hacer fotos sin él.
EF 50mm f-1.4 USM web imagery PACK_tcm86-939662

Básicos

Canon EF-S 18-135mm f/3.5-5.6. Aunque también me lo llevo a las sesiones de fotos con clientes, lo utilizo poco en ellas. Lo suelo usar más en excursiones, viajes y otro tipo de imágenes. Para mí es un objetivo “para todo”, así que me suele acompañar porque sé que me viene de perlas en determinadas situaciones… y nunca sabes cuándo va a ocurrir eso.

– Correa. Esta es una de las continuas “peleas” entre fotógrafos: los que utilizan la correa para la cámara y los que la odian. Para mí, es bastante cómoda, la verdad. Aunque suelo llevar la cámara sujeta entre las manos me da confianza tener un extra de seguridad, ya sea por llevar la correa al cuello o enrollada en el brazo. Y además, hace poco mi novio me regaló una correa de Colibrí Straps (que además ya no tienen, así que soy una privilegiada) y no puedo estar más contenta de llevarla.

Extras

– Trípode Hama. Suelo llevármelo más bien cuando voy a grabar vídeos, pero os lo menciono porque es un material con el que cuento, y el día que me hace falta para las fotos también lo utilizo (por ejemplo en fotografía de larga exposición, como os conté en esta entrada del blog).

– Más allá del material fotográfico, si es alguna sesión temática llevo elementos que puedan darle un toque diferente a las fotos (esto lo hicimos mucho en algunas clases de fotografía de la universidad), pero si son sesiones “al natural”, como las que he realizado profesionalmente hasta ahora, no suelo llevar nada.

_MG_6017

¡Consejo! Aunque quizá hayáis oído hablar de esto, voy a compartir con vosotros esta recomendación que me dio mi profesora de fotografía cuando me apunté a un curso para aprender a usar la reflex. Cuando trabajéis con alguien que se sienta incómodo ante la cámara (como yo, por ejemplo) o que le cuesta desenvolverse al principio, una manera de que se sienta más relajado es que tenga algún objeto entre las manos. La mayoría de la gente no sabe qué hacer con las manos cuando posa (si es una sesión de más de una persona, lo suyo es que interactúen entre ellos), así que introducir algún elemento puede liberar mucha tensión. Lo ideal es buscar algo que se integre completamente en la sesión (por ejemplo un libro, si son fotografías a un autor) para conseguir que la persona esté lo más relajada posible. A mí, de momento, no me ha fallado nunca. Así que esta técnica es otra de las “cosas” que siempre me llevo en las sesiones de fotos.

Además, un buen equipo de material fotográfico no se consigue de la noche a la mañana. La fotografía es una profesión y afición cara, por lo que hay que irse adaptando a las posibilidades que uno tiene y poco a poco ir comprando lo que pueda ser de utilidad. Así que disfrutad primero y comprad después 🙂

Para vosotros, ¿cuáles son vuestros imprescindibles?

Nos leemos,

Firma

2 comments

  1. ¡Muy buenas sugerencias!
    Yo suelo llevar también un trapito de algodón por si acaso algo salpica o cae polvo en la lente, no debería teniendo cuidado pero nunca está de más y no ocupa espacio 🙂 Mi profesora también aconsejaba un trozo de folio blanco por si hacía falta hacer ajuste del balance de blancos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacta

Para dudas, colaboración o petición de presupuesto, rellena el siguiente formulario o escríbeme a contacto@esterlegazfotografia.com.

*

*

*