Haz scroll o usa las flechas para navegar

Dedicarse a la fotografía y no morir en el intento

Últimamente ando algo desaparecida y, aunque tengo razones que ya os he ido comentando, es cierto que también estoy un poco frustrada. Hace unos meses, cuando preparaba la inauguración de la web, estaba muy ilusionada y motivada con este proyecto de intentar vivir de la fotografía. Además aparecieron varias personas que se empezaron a interesar por mi trabajo y yo (que pensaba que en verano todo iba a estar paradito y lo “fuerte” vendría en septiembre) me empecé a emocionar, tal vez demasiado. Ahora veo que tendría que haberme tomado las cosas con más calma y, aunque me veo un poco estancada, estoy intentando que no me afecte demasiado, y quiero compartir con vosotros algunas cosas que he aprendido en este proceso de dedicarse a la fotografía y no morir en el intento.

Dedicarse a la fotografía

1. Considera todas las posibilidades

Sin ilusión y fe en lo que uno hace no se puede llegar a ninguna parte. Hay que luchar por nuestros sueños, pero para que no nos afecten los reveses de la vida (o lo hagan lo menos posible) también hay que tener en cuenta que todo puede pasar, y valorar diferentes alternativas. Yo me centré en que quería vivir de esto, no depender de otros trabajos por necesidades económicas, y mi principal objetivo era conseguirlo. Tal vez a largo plazo pueda lograrlo, pero dedicarse a la fotografía es algo complicado, y ahora me doy cuenta de que debería haberme puesto metas más pequeñas para no acumular frustración al ver que las cosas no salen como tenía pensado, al menos no por el momento. Habría sido más acertado ir poco a poco, fijarme objetivos más realizables, como “quiero hacer al menos 1 sesión al mes”, o “quiero dedicar x horas a la semana a la difusión de contenidos”. Es cierto que son cosas que he intentado hacer pero en vez de metas eran medios para llegar al fin dedicarme a la fotografía a tiempo completo.

2. Investiga la experiencia de otros fotógrafos

Quizá te haya inspirado la vida de algún fotógrafo que en pocos meses consiguió montar un negocio estable y próspero, pero no todos los casos son iguales. Lee mucho, conoce distintas vidas y experiencias profesionales. Eso te ayudará a darte cuenta que las cosas no siempre son fáciles. Hay personas que con esfuerzo y suerte lograron en muy poco tiempo lo que a otros les ha costado años, y no sabes cuál será tu caso. Pero si te frustras y abandonas, nunca sabrás si tu proyecto tenía futuro porque serás tú quien le haya puesto fin.

Dedicarse a la fotografía - Fotógrafa en conferencia

3. Fija un tiempo que dedicar a “tareas aburridas”

Esto es algo en lo que yo aún tengo que trabajar. Hoy día con Internet presente las 24 horas del día en nuestras vidas es importante permanecer activo en las redes si quieres darte a conocer. Yo misma he comprobado que cuanto más activa estoy, más visitas recibe la web, pero me cuesta muchísimo sacar tiempo para tweetear algo de vez en cuando o para publicar una foto en Instagram, porque por lo general prefiero dedicar mi tiempo a otras cosas. Estar presente en Twitter, Instagram o cualquier otra red social es algo que mucha gente hace con interés, pero a mí es algo que me cuesta. Y al igual que a mí me ocurre con eso, os puede pasar con otras tareas, como escribir en vuestro blog o editar fotografías. Cada uno tiene sus intereses, y si hay algo que nos cuesta, es importante fijarse un tiempo mínimo que dedicarle para no descuidar estas funciones que también son importantes.

4. No te compares

El consejo número 2 puede ser una fuente de inspiración o todo lo contrario. No dejes que la experiencia de otros profesionales condicione la tuya. Cada uno tiene sus tiempos, su estilo y sus formas de trabajar. Nadie es mejor o peor por hacer las cosas de una manera o de otra. Lamentablemente, tendemos a compararnos con los demás (generalmente de forma negativa), y eso no hace más que anular nuestra creatividad o nuestras ganas de trabajar por sentirnos inferiores o intentar imitar algo que no va con nosotros. Sé original y deja que la inspiración sea simplemente eso: inspiración.

5. Colabora con otros artistas

Tender la mano a otra persona nunca está de más, y en el mundo de las profesiones artísticas es algo que, en mi opinión, debería estar más a la orden del día. Y no me refiero a colaborar con gente famosa para conseguir más visibilidad a la hora de dedicarse a la fotografía, sino hacerlo con las personas que están en la misma situación que tú. Que quizá hoy puedas ayudarlas y mañana lo puedan hacer ellas contigo. Creo que es muy importante estar más dispuestos a ayudar en esta sociedad que nos ha condicionado a competir, competir y competir. Además, colaborar con otros artistas te ayudará a seguir trabajando en tu proyecto, darle forma y seguro que le aportará puntos de vista diferentes.

Dedicarse a la fotografía de conciertos

Espero que os hayan resultado de interés estos consejos y que si os lanzáis a la aventura de vivir de vuestras pasiones, os ahorréis la mayor cantidad posible de errores y planifiquéis bien vuestro proyecto. Dedicarse a la fotografía es algo difícil, sí, pero se puede intentar hacerlo y no morir en el intento. ¿Cuáles son vuestras maneras de lidiar con ello?

Nos leemos,

Firma

2 comments

  1. Acabo de leer la entrada y la verdad es que es muy cierto, los seres humanos nos ilusionamos con tanta facilidad en todo (Amor, trabajo, amistad…) que al cabo de un tiempo si las cosas no salen bien tiramos la toalla y entramos en un tiempo de decadencia hasta que aparece otra cosa en tu vida… La verdad que yo siempre he sido un poco cabezota en este sentido y siempre me ha gustado luchar por conseguir aquello en lo que creo y que de verdad me gusta, pero el camino no es recto y cuesta abajo sino que está en subida y es bastante sinuoso. Nada es fácil en esta vida, nada, y el que diga lo contrario no sabe de lo que habla. Mi mejor consejo: Sigue intentándolo a tope, no desesperes y sigue luchando por lo que quieres, no llegarás hoy, quizás tampoco mañana, pero un día verás cumplido todo aquello por lo que luchaste. Si algún día te encuentras mal y tienes ganas de abandonar, recuerda de donde vienes y por qué empezaste este camino.

    Un beso, Manu.

    1. Muchísimas gracias por tu comentario y por tus ánimos.
      En realidad esta entrada es una forma de recordarme esto mismo y no desesperar, porque el camino no es fácil, pero espero que un día todo dé sus frutos y vea que todo esto ha merecido la pena.
      Mucha suerte con todo, que lo mereces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacta

Para dudas, colaboración o petición de presupuesto, rellena el siguiente formulario o escríbeme a contacto@esterlegazfotografia.com.

*

*

*